,

Versus de mantequillas: maní y almendra

Versus de mantequillas: maní y almendra

En esta ocasión, voy a comparar ambos productos para ver si, realmente, uno es mejor que otro.

 

Las mantequillas de frutos secos son uno de los alimentos en tendencia. La mantequilla de maní es la más antigua del mercado y no siempre fue considerada un alimento saludable. Ahora, que también existen mantequillas de otros frutos secos, se piensa que la mantequilla de almendra es mejor o más saludable que la de maní e, incluso, su precio es casi el doble.  ¿Qué producto debes elegir?

 

Comparación en base a la composición nutricional de una cucharada (16g):

©Vitamina M

Observación: los frutos secos son fuente de proteínas, pero no se consideran proteínas completas, ya que no contienen todos los aminoácidos esenciales (aminoácidos que el cuerpo necesita).

 

En base al cuadro, podemos ver que las dos mantequillas aportan prácticamente la misma cantidad de energía (calorías) y proteínas.

Con respecto a la fibra, la mantequilla de almendra tiene el doble de fibra que la de maní. La fibra es importante por sus propiedades: regular el tracto gastrointestinal, alimentar nuestra flora intestinal y contribuir con la disminución de colesterol LDL (colesterol “malo”).

La cantidad de grasa es muy similar en ambos productos, pero la mantequilla de almendra tiene menos grasa saturada y más grasa insaturada. Las grasas insaturadas existen en dos familias (omega 3 y omega 6), pero el cuerpo no puede producirlas por lo que debemos obtenerlas de la alimentación.

¿Y el azúcar? Por más que la mantequilla de almendra tiene menos, ambas mantequillas tienen bajas cantidades de azúcar. Eso sí: es importante revisar la etiqueta y ver que el producto no incluya azúcares añadidos ni sal.

Si tuviera que destacar algo que realmente las diferencie, es que el maní es un alimento alérgeno. Es decir, una persona alérgica al maní o niños con antecedentes de alergia, pueden consumir sin ningún problema la mantequilla de almendra.

Otro punto importante es revisar las etiquetas de los productos y procurar consumir frutos orgánicos, ya que el maní, al ser un producto muy utilizado en la industria de alimentos, suele estar expuesto a pesticidas y químicos.

A la par, hay que revisar que ninguna mantequilla tenga azúcar añadida, sal ni aceite. En realidad, las mantequillas de frutos secos deberían tener los frutos secos como único ingrediente.

No olviden que la calidad es lo más importante cuando de alimentos se trata.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *