Estás leyendo
¿Qué es la MGF y por qué se practica?

¿Qué es la MGF y por qué se practica?

Fiona Ruiz-Morgan

 

Seguramente cada una de nosotras tiene al menos una situación que le viene a la cabeza cada vez que se habla de discriminación de género. Crecimos expuestas a esta realidad, y aunque alcemos nuestras voces y poco a poco marquemos una diferencia, aún quedan largas batallas por luchar.

La discriminación de género se muestra en todo tipo de situaciones, una de ellas es la mutilación genital femenina (MGF o FGM, por sus siglas en inglés). Varios organismos como la OMS, Unicef, Médicos sin fronteras, Amnesty International, luchan en contra de esta práctica. Sin embargo, esta violación de los Derechos Humanos aún se lleva a cabo en múltiples países.

 

¿En qué consiste la MGF?

La mutilación genital femenina es una práctica que consiste en “la extirpación parcial o total de los órganos genitales femeninos”.[1] Existen diferentes tipos de procedimientos: la clitoridectomía, la excisión y la infibulación.

La clitoridectomía consiste en la extirpación parcial o total del clítoris. La excisión consiste en la extirpación del total o parcial del clítoris y de los labios menores. Finalmente, la infibulación (o circuncisión faraónica) es el procedimiento que consiste en la extirpación del clítoris y corte de los labios menores y/o mayores con el objetivo de reposicionarlos, cosiéndolos y dejando solamente un pequeño orificio que permite el pase del orín y la menstruación. Después de esta práctica, las piernas de las niñas son atadas para permitir la cicatrización.

Esta práctica es ejecutada principalmente en países de África, Medio Oriente y Asia, aunque, existe evidencia de que también ocurre en Latinoamérica, como en ciertas comunidades colombianas. En países europeos y norteamericanos, la mutilación ocurre entre los inmigrantes que vienen de países donde la práctica es común, y el procedimiento es clandestino. Según datos de la OMS, cada año más de tres millones de niñas corren el riesgo de sufrir mutilación genital[2].

 

Una forma de dominio sobre nuestro cuerpo

La MGF es una práctica tan arraigada en ciertas comunidades que pocas veces es cuestionada por miedo a ser excluido de la comunidad -estas pueden llevarse a cabo individualmente o en grupo como parte de una iniciación. Los argumentos de este procedimiento van desde motivos religiosos (a pesar de que existen diferentes posturas), pasando por motivos higiénicos, sexuales (para privar a la mujer del placer), y hasta razones de identidad sexual ya que se “eliminan las partes masculinas del cuerpo”.

Se cree que al someter a una niña por una MGF la están preparando para el matrimonio y sus probabilidades de encontrar marido son mayores, ya que se considera que este procedimiento reduce la libido, permitiendo a las mujeres llegar vírgenes al matrimonio y ser fieles a sus maridos.

 

“Estas experiencias llevan a múltiples trastornos psicológicos como ansiedad, baja autoestima, estrés postraumático y depresión.”

 

La MGF conduce a problemas de salud física y mental; muchas veces los procedimientos son hechos en condiciones poco salubres y las niñas y mujeres corren riesgo de muerte, contagio de VIH, tumores, retención de orina, infecciones crónicas, infertilidad, entre otras. En el caso de mujeres que fueron sometidas a una infibulación se les practica una incisión previa a las relaciones sexuales y un corte previo al parto para evitar desgarros; luego del nacimiento son nuevamente sometidas a una infibulación para quedar más “estrechas”. Estas experiencias llevan a múltiples trastornos psicológicos como ansiedad, baja autoestima, estrés postraumático y depresión.

Distintos organismos de las Naciones Unidas llevan años luchando contra esta práctica y en el 2012, la Asamblea General aprobó una resolución que busca la eliminación de la mutilación genital femenina. Según datos otorgados por OMS el porcentaje de esta práctica va en disminución en ciertos países como Egipto, Kenya, y Liberia.


Fuentes:

[1] http://www.corteidh.or.cr/tablas/12056.pdf

[2] http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/female-genital-mutilation

Cuéntanos qué piensas (0)

Déjanos un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

2019 Vitamina M®.
Todos los derechos reservados.

Subir