Estás leyendo
¿Por qué una canción de Bad Bunny es el soundtrack de mi 2018?

¿Por qué una canción de Bad Bunny es el soundtrack de mi 2018?

Redaccion Vitamina M
Bad Bunny

Cuando escuché una de las últimas canciones de Bad Bunny, “Y si veo a tu mamá”, no pude evitar recordar esa ruptura amorosa que me devastó hace un par de años.

Por: Camila Cantuarias*

Mi primer beso fue en sexto de primaria. Fue un piquito. Prácticamente mis amigas y sus amigos nos obligaron. Sonó el timbre del recreo, nos empujaron y no sabíamos qué hacer. Fue incómodo. Cuando pienso en ese año, una de las cosas que más recuerdo es que comenzaron las fiestas en mi ‘prom’.

Atrás habían quedado las coreografías de Axe Bahía. En casi todas las reuniones, solo sonaba una canción: Gasolina. En ese entonces, a los 11 años, jamás me puse a pensar en la letra la letra de una canción de reggaetón. Solo intentaba bailar y seguir el ritmo.

“Justo ahora, en plena cuarentena, me pongo a pensar en cómo una canción puede resumir en solo 3 minutos lo que sentiste en meses”.

Si pienso en recuerdos específicos de mi adolescencia, normalmente los relaciono con una canción y, por más que el reggaetón no es mi género favorito, he crecido con él. Entre fiestas, reuniones, despedidas y bienvenidas, siempre ha sido la música que ameniza el ambiente. Sin querer ni desearlo, esas canciones han llenado varios espacios de mi vida.

Debo admitir que hubo un momento en mi vida que, por mucho tiempo, no tenía una canción. Si bien ese momento ocurrió en 2018, recién este año he encontrado la letra para definirlo.

Cuando escuché la canción, pensé en esos meses como si hubieran sido ayer. Literalmente, esa canción era el soundtrack entero de mi rompimiento. Justo ahora, en plena cuarentena, me pongo a pensar en cómo una canción puede resumir en solo 3 minutos lo que sentiste en meses.

Si veo a tu mamá

Me gusta Bad Bunny, especialmente su último álbum. Particularmente me gusta la canción “Si veo a tu mamá”. Ahora, en 2020, escucho la canción y siento que podría englobar todo lo que sentí en 2018.

Yo también tuve un rompimiento, como casi todo el mundo, que me devastó. Tanto, que creo que me llevó hasta el punto en donde estoy ahora. Como dice la canción de Bad Bunny, “sin ti me va mejor”. No porque esa persona haya sido mala o cruel, sino porque la relación no funcionaba y porque, desde que terminamos, maduré.

Necesitaba ese golpe fuerte para crecer y darme cuenta de los errores que cometía dentro de mis relaciones amorosas (y que terminaban por destruirlas). Sabía que, sin cambiar esas fallas, no iba a poder ser completamente feliz conmigo misma.

“Por otro lado, me consta que él también es feliz con su nueva pareja y, de hecho, espero que los dos siempre seamos felices en nuestras vidas”.

Terminamos en mayo y, hasta casi finales de 2018, seguía pensando en cómo recuperar lo que teníamos, sabiendo que era dañino para ambos. Había mucha necedad, egoísmo y, sobre todo, dependencia. Dependía de él para todo y sin él me sentía incapaz. Cuando se fue no solo aprendí a estar sin él, sino también a valerme por mí misma. Al final ese es el mejor regalo que terminar esa relación me dio: mi independencia.

Escuchando la canción, me acuerdo de la última vez que fui a su casa. Su mamá salió a recibirme. Hablamos un rato (intenté no llorar). No quería hablarle de él. Hablamos de otras cosas y ella finalmente me dijo “Ay hija, lo que tenga que pasar, pasará”. Y tenía razón.

Dos años después, aún en esta pandemia, mis pensamientos solo giran en torno a la maestría en la que me aceptaron y que empieza en septiembre al otro lado del mundo. Una aventura distinta, diferente. Da miedo, pero eso también es emocionante y me da felicidad.

Por otro lado, me consta que él también es feliz con su nueva pareja y, de hecho, espero que los dos siempre seamos felices en nuestras vidas. Tanta razón Bad Bunny, tanta razón. Cambio de canción.

Acerca de la autora:

*Periodista y escritora limeña. Amante de los perros y gatos. Dedica su tiempo entre leer, escribir, investigar y realizar voluntariados.

Cuéntanos qué piensas (0)

Déjanos un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

2019 Vitamina M®.
Todos los derechos reservados.

Subir