Estás leyendo
No quiero ser mamá

No quiero ser mamá

Patricia Gamarra
mamá

Existen motivos por los que no quiero tener hijos, al menos por ahora, y hay razones por las que no debes andar preguntando a la gente cuándo los tendrá*.

Cada vez que cargo a un bebé y lo miro con amor, escucho a alguien decir algo como “¡se te ve bien!”, como si fuera una blusa o un nuevo corte de pelo. En más ocasiones de las que quisiera me cruzo con personas que me preguntan cuándo tendré hijos y con el paso de los años esto se pone peor. ¡Hay, incluso, quienes se lo preguntan a mi mamá! Como si ella fuese a saberlo o tuviese la potestad para decidirlo.

¿Por qué no ser mamá?

No quiero sacrificar mi carrera:

Yo sé, se pueden hacer ambas cosas. De hecho, mi mamá es el mejor ejemplo de ello, ya que nunca dejó de hacer su vida por tener hijos y eso me parece admirable. Sin embargo, creo que no todas tenemos la capacidad de hacerlo. Veo niños que están metidos en un nido de 9 a.m. a 6 p.m. y madres con sentimiento de culpa por tener que quedarse en la oficina hasta tarde.

Aplaudo a las mujeres que pueden manejar su carrera y dedicar tiempo a sus hijos, pero temo que ese no sería mi caso. Amo mis trabajos y amo hacer mil cosas a la vez. Sé que tener un hijo implicaría sacrificar alguna de estas y, en estos momentos, no me siento con ganas de hacerlo.

Quiero viajar:

Una de las grandes ventajas de mi vida, al no tener más responsabilidad que yo misma, es que puedo gastarme cada sol que gano en viajar. Lo hago cada vez que puedo y a dónde puedo. Cuando tengo poco dinero, viajo cerca y de mochilera. Cuando puedo, elijo destinos internacionales o me quedo en hoteles.

Me encanta ir a playas y no hacer nada, pero también disfruto de ir a lugares históricos y pasarme el día caminando y aprendiendo; visitar a amigos que viven lejos, y viajar con ellos o sola. Me encanta conocer gente, probar comida diferente, entender cómo funcionan otras partes del mundo y culturas. Tengo una lista de mil lugares por conocer y quiero tener la libertad de hacerlo cuando yo quiera.

No me siento preparada:

Esta, creo, es la razón más importante de todas. Una vez le dije a mi mamá: debería haber un examen de madurez mental para poder tener hijos. Su respuesta fue: tú no habrías nacido. Creo que cada una debe ser libre de elegir cuándo ser mamá y sé que muchas maduran en el proceso; sin embargo, tener un hijo implica tomar una decisión tanto personal como también para el niño que vendrá.

Creo que no soy lo suficientemente madura para responsabilizarme por otro ser humano. No sería justo para mí y no sería justo para él/ella. Además, cada vez que hacía una travesura de niña, mi mamá me decía que la pagaría cuando fuera mamá y no estoy con ganas de pagar… No descarto la posibilidad para siempre, pero sé que este no es el momento y soy feliz con eso. “¡¿Y si se te pasa el tren?!”… Como dijo la sabia Wendy Ramos: “Yo me subo al tren que quiero”.

Y si lo anterior te parece poco, te cuento que luego de ver mil documentales sobre el cambio climático, hay malas noticias: al mundo, como lo conocemos, no le queda mucho tiempo. Para más terror, vean el documental de National Geographic “Exceso de población”.

¿Por qué no preguntarle a alguien cuándo será mamá?

Esta es más fácil:

  1. Porque es una decisión personal y no sabes los motivos de alguien para no tener hijos aún. Si una persona o pareja no quiere tenerlos, no debería sentir presión por hacerlo, puede que sea un tema delicado y una discusión constante porque tal vez uno quiere y el otro no, pero en cualquier caso tu pregunta es incómoda e inoportuna. Créeme, cuando lo tengan, te enterarás.
  2. Puede ser que esa persona a la que le haces la pregunta simplemente no puede tener hijos: nació infértil, tuvo algún problema de salud, etc. Tal vez ha sufrido una pérdida sin anunciarlo y es un tema difícil y sensible para ella o él. Tu pregunta, nuevamente, es incómoda e inoportuna.
  3. Porque no es tu problema. Tan simple como eso.

Esta es la maravilla del mundo de hoy. Una mujer puede ser madre y ser feliz siéndolo, pero también puede elegir no serlo y esto no la hace menos mujer ni menos feliz. Y tú, ¿por qué decidiste ser o no ser madre?

*Este artículo se publicó originalmente el 29 de diciembre de 2017 en Vitamina M.

Cuéntanos qué piensas (14)
  • Tenia 32 años cuando tuve una pérdida y me di cuenta q no estaba preparada para ser madre, aún no sé si en mi mente algo se bloqueo, pero emprendí este viaje de afianzar mi carrera, de darme tranquilidad financiera, darme viajes, compartir con mis padres, hermanos y sobrinos quienes me hacen obsequios hermosos el día de las madres, amando a mis perros, leyendo mis libros, caminando horas mirando el mar de Lima o el del Caribe, comer una maleta chica y lanzarme al Cusco o al centro… dependiendo solo de mi; elegí a mi pareja porque me ama así, libre, con opinión, porque admira mi honestidad y yo de él su sapiencia, tuve suerte quizá, sus hijos están crecidos y logrados… no hay presiones y q las he tenido… y quiero terminar así. Asegurarme de un lugar donde no le sea un estorbo a nadie, donde mis sobrinos puedan visitarme si quieren, con mis buenos libros y mi buena música, disfrutando hasta donde el cuerpo aguante, de los retos, de lo académico, de lo pasional…agradecida de mi buena suerte 😉

  • Srta Patricia es un muy buen articulo lo voy a difundir para vean lo bello que es hacer lo que uno desea n.n , y con lo del cambio climático si es muy cierto, el mundo esta muriendo cada día, y es culpa de las potencias mundiales y de todas las personas que contaminan el mundo :(.
    Que tenga usted Un muy buen día

  • Ojalá fuera tan fácil como decidir no serlo y ya. Pero cuando fallan los métodos o ya está en camino y vives en un país dónde es tan mal visto que es ilegal abortar. Y que tu pareja nunca lo aprobaría y ya cometiste el error de comentarle esperando que te entendería pero no. La decisión no es solo no serlo si no atenerte a todas las consecuencias, que tu familia te diga asesina y que todos se enteren. En realidad no sé porqué lo he elegido.

Déjanos un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

2019 Vitamina M®.
Todos los derechos reservados.

Subir