Estás leyendo
No, los perros no son una moda

No, los perros no son una moda

María Alejandra López
Los perros no son una moda.

En los últimos meses, un grupo de influencers peruanas ha empezado a promover criaderos de perros en Instagram. ¿Por qué urge reflexionar en torno a esto?

Hoy en día, hay de todo en Instagram. Encontramos desde influencers que promocionan ropa y artículos de belleza, influencers que tratan de vendernos pastillas para bajar de peso y hasta influencers que promocionan los últimos autos del momento.

Hasta ahí todo bien. Sé que para muchos el bombardeo mediático de publicidad puede ser bastante tedioso y hasta incongruente con la coyuntura, pero es entendible que los influencers funcionan como una vitrina más para exponer productos y eso no está mal. Es parte de su trabajo (duela a quien le duela), ya que muchos le dedican bastantes horas de su tiempo a producir contenido de calidad para su público objetivo.

Pero, ¿qué es lo que no está bien? No tener un filtro con los productos y/o marcas que promocionan en sus redes sociales. No diré nombres ni mencionaré cuentas, pero ya se está volviendo un nuevo “trend” el promocionar criaderos de perros (uno de los que hoy está en el ojo de la tormenta es L.A. Bully Camp).

¿Debería existir un límite?

Personalmente, me parece triste que, pudiendo utilizar su alcance mediático para promover la adopción responsable, diversos “líderes de Instagram” utilicen sus redes sociales para hacer famoso un lugar que lucra con la vida de los animales.

El negocio de la venta de perros es muy oscuro. Definitivamente, en Instagram se ve el lado más amable: criaderos postean las fotografías de clientes satisfechos y perros felices. Pero eso no quita la verdad del asunto. Apoyar la reproducción de perros con fines comerciales solo apoya una cadena de violencia en donde prima el lucro por encima de la dignidad animal.

Además, se estima que en el Perú hay 6 millones de perros viviendo en las calles. Con ese número, ¿realmente vale la pena fomentar criaderos? Yendo más lejos: normalmente los perros de criaderos solo son cuidados y alimentados para continuar reproduciéndose. Los que peor la pasan son los que duermen en tiendas y pasan sus días detrás de un mostrador de vidrio. Para un ejemplo más claro, vale la pena leer este caso.

Me apena saber que los influencers que promocionan criaderos no son conscientes de la realidad que hay detrás de la venta de perros (o quizás lo son y no quieren abrir los ojos). No, los perros no son una moda. Son amigos para toda la vida. Son familia. ¿Comprarías a tu familia en Instagram? ¿Pedirías un descuento para que te llegue tu mejor amigo a la puerta de tu casa? Lo dudo.

Cuéntanos qué piensas (0)

Déjanos un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

2019 Vitamina M®.
Todos los derechos reservados.

Subir