Meditación: 5 minutos para una versión más calmada de ti misma

Meditación: 5 minutos para una versión más calmada de ti misma

Sigue estas instrucciones antes de meditar y trata de recordar el paso a paso durante el proceso. Recuérdalo: todo es cuestión de práctica.

Cuando estamos en una postura de relajación, es muy fácil de quedarnos dormidos o que nuestra mente empiece a divagar (empezamos a soñamos despiertos). Por este motivo, es muy importante sentarnos con la columna recta, lo que va generar que estemos alertas, enfocadas y que nuestra meditación sea más efectiva. Aquí te presento algunas instrucciones que te ayudarán a meditar.

Antes de empezar:

  • Encuentra un lugar cómodo para sentarte en el que nadie te interrumpa.
  • Tómate un momento para sentarte de forma cómoda y así evitar cualquier movimiento durante la meditación. Coloca una almohada o un bloque debajo de los isquiones si lo necesitas, manteniendo la columna larga y abriendo el pecho.
  • Mentalízate que vas a hacer una meditación de 5 minutos para expandir tu consciencia a los sonidos, sensaciones, emociones, pensamientos y lo que aparezca durante estos minutos sin juzgar. Solo acepta lo que venga tal y como es.

¡Empieza a meditar!

  • Pon una alarma para 5 minutos (te recomiendo bajarte la aplicación “Insight timer”, en donde puedes poner temporizador y salir de la meditación con un sonido de gong).
  • Cierra los ojos suavemente.
  • Empieza a inhalar y a exhalar solo por tu nariz expandiendo y contrayendo tus pulmones. Al momento de inhalar, infla tu panza hacia afuera; y, al momento de exhalar, libera el aire y proyecta tu ombligo hacia adentro.
  • Observa sensaciones en tu cuerpo y en tu rostro, y observa la temperatura del aire y lo que puedas percibir externamente e internamente.
  • Empieza a traer tu consciencia encima de tu cabeza, notando sonidos y movimientos en el espacio que vienen desde arriba de la corona de la cabeza.
  • Mueve tu consciencia al espacio abajo tuyo, notando tu cuerpo sentado encima de un cojín o en el piso, enraizándote con la tierra y notando cualquier vibración o sensación sutil que viene del piso.
  • Mantén tu cuerpo en una quietud pasiva y trae tu consciencia al espacio y al frente tuyo hacia donde tus sentidos puedan llegar.
  • Ahora lleva tu atención hacia sonidos o movimientos a tu derecha.
  • Lleva tu atención hacia atrás tuyo en el mismo cuarto o, si es posible, llévala más allá del cuarto.
  • Ahora mueve tu atención a tu izquierda.
  • Visualiza tu consciencia como una luz que se mueve alrededor tuyo, mentalmente escaneando hacia todas las direcciones y percibiendo el momento tal y como es.
  • Si tu mente divaga, trae tu consciencia de vuelta a tu respiración y percibe como se expande, contrae y redirige a todas las direcciones que te rodean desde ahí.
  • Cuando suene tu alarma, tomate un momento para transicionar pasivamente de tu meditación, inhalando y exhalando profundamente un par de veces más, agradeciéndote por haberte tomado un momento para meditar.
  • Observa los beneficios de claridad, calma y apertura mental que tan solo 5 minutos de consciencia y atención te pueden brindar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *