Estás leyendo
Machismo hecho comedia

Machismo hecho comedia

Patricia Gamarra

 

Estamos en la época en que no se puede decir nada sin ofender a alguien. Durante mucho tiempo los medios hicieron con su contenido lo que quisieron y solo nos quedaba criticarlos desde nuestras casas. Hoy las redes nos permiten hacer pública nuestra indignación, debatir ideas y, también, quejarnos de todo. Incluso, hubo un intento de campaña llamada “no mates el chiste”, instando al público a no censurar a los comediantes. En este sentido, coincido en que si eliminamos toda la comedia que resulta incómoda para alguien, no podríamos reírnos de nada; sin embargo, creo que hay límites y el tema está en pensar cuáles son.

¿Está bien burlarse del color de piel de una persona? Parece evidente que no; sin embargo, la semana pasada, el chef Christian Bravo subió una imagen que comparaba a un árbitro africano con una aceituna negra. Hubo, incluso, quienes dijeron que eso no era racista y que criticarlo era exagerado. Lo que es evidente para algunos, no lo es para otros.

 

“Hay una teoría que grafica la violencia sexual como una pirámide, la cual tiene en la punta el feminicidio, debajo la violencia física y el abuso emocional y sexual, seguidos por el acoso y los insultos. La base de la pirámide, como podrán imaginarse, está compuesta por bromas y chistes machistas…”

 

Hace unos meses me dieron ganas de aprender stand up, inspirada por las feministas que lo hacen (varias de las cuales están en Netflix). Por mis horarios las opciones que encontré fueron pocas y tenían todas algo en común: cuando buscaba material del profesor en YouTube, todo era machismo. Decidí no darme por vencida, así que cuando de uno de los talleres me invitaron a ver una muestra final, fui. Mis esperanzas eran que, si bien el material del profesor era machista, tal vez enseñaba a sus alumnos sobre otros temas. Eran 5 los chicos que se presentaban (todos hombres), fui con un amigo y con la mejor disposición a sentarme en primera fila.

Alumno 1: “Los tipos de mujeres celosas.” Sí, las mujeres somos celosas, pero ¿sabían que el principal motivo de feminicidios son los celos del hombre? Sí, los hombres son tan o más celosos que nosotras, pero se sigue reforzando que somos nosotras las locas exageradas. Y no, no dio risa.

Alumno 2: “Los tipos de mujeres que hay en estudios generales ciencias”. Ya es bien viejo el chiste de que las mujeres que estudian ciencias son feas. De hecho, lo que ocurre es que son pocas, y no porque tengan menos capacidades en la rama, sino porque entre las mujeres no se fomenta esta rama. Si un hombre dice que quiere estudiar psicología o filosofía, sus padres le insistirán e incluso lo forzarán a optar por ingeniería. Esta es una realidad que perjudica a ambos sexos: a la mujer con talento para la ciencia que nunca lo sabrá y al hombre con talento para las letras que terminará con una profesión y trabajo que no lo harán feliz. Volviendo al “chiste”, el número incluía una referencia al estudiante que era como el hombre invisible, porque desaparecía luego de dejar a su chica embarazada. No sé cómo alguien pudo pensar que eso daba risa, pero pasó.

Alumno 3: “Todos tenemos un amigo que es tan cochino, que es capaz de levantarse a la que limpia el baño.” Aquí, además de machismo, hay un clasismo despreciable. Pensar que a un alumno se le ocurrió algo así es una cosa, pero que al profesor le pareció no solo normal, sino gracioso, es de espanto.

¿Alumnos 4 y 5? No me quedé para verlos. Nos paramos y nos fuimos. Yo, llena de indignación y mi amigo, con quien había estado comentando el tema durante varias semanas, se quedó sorprendido. Antes, probablemente solo le hubiera parecido un pésimo show, pero, cuando hizo consciente el tema, notó la enorme carga machista de su contenido.

¿Se deben censurar todos los chistes sobre mujeres? Por supuesto que no. Pero tampoco creo que no haya otro material que no sea burlarse de nosotras. Hay una teoría que grafica la violencia sexual como una pirámide, la cual tiene en la punta el feminicidio, debajo la violencia física y el abuso emocional y sexual, seguidos por el acoso y los insultos. La base de la pirámide, como podrán imaginarse, está compuesta por bromas y chistes machistas, que solo refuerzan los roles estereotipados de género y que refuerzan los prejuicios que tanto daño hacen. Parece inofensivo, pero no lo es (menos aún en nuestro contexto).

Cuéntanos qué piensas (1)
  • El machismo disfrazado de chiste no solo esta en elstand up que es un tipo de comedia que recien está construyendo su movida, si no en todo los programas de “comedia” de la television, espero que algunos comediantes de stand up que se puede hacer comedia sin caer en lo que hace la tv.

Déjanos un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

2019 Vitamina M®.
Todos los derechos reservados.

Subir