,

Lubricantes, condones y sex toys: ¿ya sabes elegir los mejores para ti?

Lubricantes, condones y sex toys: ¿ya sabes elegir los mejores para ti?

La misma atención, emoción e inversión que le pones a comprar ropa, maquillaje o comida es la que deberías tener cuando vas de “sex toy shopping”. Aquí te explico por qué es importante saber cuáles son los mejores lubricantes, condones y juguetes para tu vida sexual.

Cuando se trata de comprar productos para el placer sexual, es muy fácil elegir el color que te gusta y el tamaño más adecuado para tu cuerpo y tus deseos. Pero, ¿alguna vez has considerado cuáles son los materiales de cada producto? Los sex toys se clasifican en la industria como productos innecesarios, así que muchas compañías no pasan por el “trámite” de regular los materiales e ingredientes que se utilizan para fabricarlos.

¡Aquí te doy una guía definitiva sobre lubricantes, sex toys y condones para que te conviertas en una experta compradora para su placer y salud sexual!

Hablemos de lubricantes

Hay muchas opciones de lubricantes personales en el mercado, pero muchos contienen ingredientes tóxicos que no son necesarios para que el producto funcione de forma óptima. La vagina y el ano son áreas altamente permeables, por lo que cualquier cosa que apliques en esas áreas puede ser absorbida por el cuerpo.

Los parabenos:

Son el principal ingrediente tóxico que debes tener en cuenta antes de escoger un lubricante. Se encuentran en la mayoría de los cosméticos como cremas hidratantes, jabones faciales, cremas de afeitar y lociones, y se utilizan para prevenir el crecimiento excesivo de bacterias.

Los parabenos se han relacionado con la endometriosis, la infertilidad, el recuento bajo de espermatozoides y los fibromas. Las autoridades sanitarias no regulan los ingredientes en los lubricantes personales, por lo que es muy importante chequear las etiquetas antes de escoger un producto. ¡No confíes en que todas las marcas son saludables! Hay ciertas cosas que debes tener en cuenta, incluso cuando se trata de lubricantes aparentemente seguros.

Categorías de lubricantes:

Los lubricantes se dividen en tres categorías: a base de aceite, a base de silicona y a base de agua. Ante todo, es muy importante saber que, si vas a utilizar lubricantes a base de aceite, estos degradan los condones de látex, lo que potencialmente puede romperlos y hacerlos ineficaces para protegerte contra un embarazo y las ITS. También son más difíciles de limpiar, por lo que pueden volverse rancios y causar olores e infecciones si no te lavas bien después de usarlos.

Los lubricantes a base de silicona son mis favoritos porque permanecen resbaladizos por largo tiempo y suavizan la piel. Lo malo es que son sintéticos y pueden provocar irritación o alergias de la piel en algunas personas. Otra cosa a tener en cuenta es que dañan los juguetes de silicona, ya que absorben la silicona del lubricante y se solidifican. ¡Para utilizar tus juguetes de silicona es bueno tener algún lubricante a base de agua o aceite!

“Lo cierto es que no hay una buena o mala opción de lubricantes personales. Es solo cuestión de preferencia y encontrar lo que funciona para ti dependiendo de tus gustos”.

Por otro lado, el lubricante a base de agua tiende a sentirse más suave que otros lubricantes y se puede usar con condones y juguetes, pero se debe volver a aplicar o humedecer constantemente porque la piel lo absorbe fácilmente. Lo bueno es que son mas fáciles de lavar de las sábanas, la ropa y el cuerpo. Eso sí: es más probable que contengan parabenos y glicerina, ¡así que lee las etiquetas cuidadosamente!

Lo cierto es que no hay una buena o mala opción de lubricantes personales. Es solo cuestión de preferencia y encontrar lo que funciona para ti dependiendo de tus gustos. Ojo: es importante tener esta información en mente antes de elegir tu tipo y marca de lubricante.

Sex toys

©Camille Defago

Les repito: no existe una regulación sobre los materiales con los que producen los sex toys, por lo que muchas compañías utilizan los materiales que quieren, incluso los que no están permitidos en juguetes para niños o mascotas debido a su naturaleza tóxica.

Por ejemplo, los ftalatos, que probablemente son el mayor problema de los juguetes sexuales (se agregan al plástico para mantenerlo flexible y duradero). Los juguetes que se pueden doblar o que se sienten como gelatina probablemente contienen estos compuestos, relacionados con una serie de problemas de salud como el cáncer de mama, la infertilidad, el recuento reducido de espermatozoides y la obesidad.

La limpieza:

La forma más fácil de elegir juguetes sexuales seguros y de alta calidad es comprarlos en tiendas que venden marcas confiables o directamente con los fabricantes. Algunas mujeres pueden sentirse tímidas o avergonzadas de ir a un sex shop y hacer preguntas sobre juguetes sexuales en persona. Lo cierto es que a los vendedores de estas tiendas les encanta hablar de juguetes y no te juzgarán. Están allí para ayudarte a encontrar lo que necesitas. Un vibrador es una inversión increíble, ¡y de hecho querrás encontrar el mejor para ti!

Algo más: muchos juguetes sexuales son bastante porosos y absorbentes, por lo que pueden albergar hongos y bacterias. Limpiarlos bien y cubrirlos con un condón ayuda a prevenir el crecimiento y propagación de bacterias y hongos.

Los condones

El látex en su forma más pura es un líquido obtenido del árbol del caucho. El látex natural no es realmente malo para nosotros, a menos que seas alérgica. El problema es que muchas empresas utilizan productos químicos en el procesamiento de látex. Por ejemplo, la nitrosamina, un conocido carcinógeno subproducto del proceso químico del látex.

Si bien la cantidad que se encuentra en los condones es muy pequeña, las paredes vaginales son tan permeables que la exposición a la nitrosamina podría ser perjudicial para la salud. El látex también suele tratarse con caseína, un derivado de la leche; y, aunque no es tóxico, algunas personas pueden sentirse incómodas al saber que sus condones contienen productos lácteos.

“El problema es que muchas empresas utilizan productos químicos en el procesamiento de látex. Por ejemplo, la nitrosamina, un conocido carcinógeno”.

Muchos condones también contienen lubricantes, por lo que estamos lidiando con las mismas preocupaciones que con el lubricante personal. Por último, algunos condones contienen espermicida, que se agrega para matar a los espermatozoides y las infecciones de transmisión sexual. Lo malo es que este producto químico también podría matar las bacterias buenas de la vagina y causar vaginitis bacteriana e infecciones por hongos.

En conclusión, mis recomendaciones son:

  • Revisa siempre la etiqueta de un producto para asegurarte de que estás comprando un lubricante de alta calidad sin parabenos o ingredientes tóxicos.
  • Si vas a usar tu lubricante con un juguete de silicona, asegúrate de que sea un lubricante a base de agua o aceite.
  • Cuando uses condón, utiliza lubricante de silicona o agua porque los que son a base de aceite pueden degradar el preservativo.
  • Compra juguetes hechos 100% de silicona, de vidrio Pyrex, de piedras naturales o de acero inoxidable de grado médico.
One Response
  1. Holaa amo el blog!!! Por eso quisiera que me recomiendes algún sex shop confiable por fa, gracias ♡.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *