Estás leyendo
Hipotiroidismo

Hipotiroidismo

Sandra Cauvi

Les voy a contar un poco sobre la tiroides y el hipotiroidismo, una condición que lentifica el metabolismo dificultando, entre muchas cosas, la pérdida de grasa y peso.

La tiroides es una glándula en forma de mariposa ubicada en la parte baja del cuello, su principal función es segregar hormonas tiroideas que controlan el ritmo de muchas actividades del cuerpo. Controla la velocidad con la que se queman calorías y la velocidad de los latidos del corazón, todas estas actividades se conocen como el metabolismo.

Cuando las hormonas tiroideas se encuentran en desbalance se pueden manifestar diferentes problemas, dos de los más comunes son el hipertiroidismo -cuando se produce mucha hormona tiroidea y el metabolismo se acelera- y el hipotiroidismo -cuando no se produce suficiente hormona y el metabolismo se lentifica.

 

“Otras personas con mayor riesgo de presentar hipotiroidismo son las personas celíacas, con diabetes o con resistencia a la insulina.”

 

El hipotiroidismo, como mencioné anteriormente, es la disminución de la hormona tiroidea. La causa más común de hipotiroidismo es la enfermedad de Hashimoto, una enfermedad autoinmune donde el cuerpo ataca la glándula destruyendo las células tiroideas. Los síntomas más comunes son cansancio, debilidad muscular, irritabilidad, aumento de peso sin razón aparente, cabello débil y disminución de la frecuencia cardíaca y el pulso.

Si en algún momento crees tener algún problema de tiroides lo más adecuado es ir a un endocrinólogo o a un médico internista para que puedas recibir un diagnóstico. Es importante que las mujeres mayores de 50 años se realicen análisis de tiroides al menos una vez al año, ya que son más propensas a presentar algún problema. Otras personas con mayor riesgo de presentar hipotiroidismo son las personas celíacas, con diabetes o con resistencia a la insulina.

Es importante seguir el tratamiento médico, pero hay también alimentos que mejoran muchísimo el ambiente hormonal y, sobre todo, la regulación de la tiroides. Muchas veces se puede tratar estos problemas solo con dieta si es que se encuentran de forma temprana, sino es ideal acompañar el tratamiento médico con la alimentación adecuada.

Una buena dieta de hipotiroidismo reduce o elimina todos los alimentos que puedan causar mayor inflamación.

 

Se recomienda consumir:

  • Pescado o suplemento de Omega3. Estos proveen ácidos grasos como EPA y DHA, esenciales para el balance hormonal y la función tiroidea. Tener un balance entre el omega 3 y el omega 6 en el cuerpo reduce la inflamación, dentro de las mejores fuentes de omega 3 se encuentra el salmón, las sardinas y la caballa.
  • Aceite de coco: este aceite es rico en triglicéridos de cadena media (TCM), que son buenísimos para mantener un metabolismo estable. Los TCM pasan directamente del tracto intestinal al sistema porta, no requieren ningún tipo de transformación ni sales biliares en su digestión como otras grasas.
  • Semillas de hemp, linaza o chía: estas son fuente de omega 3 y además aportan fibra. Estos dos componentes también ayudan a regular el azúcar en la sangre favoreciendo un peso estable.
  • Alimentos ricos en fibra: muchas veces cuando el metabolismo está lento se lentifica también la digestión. Es importante consumir de 30g a 40g de fibra al día para mantener una adecuada digestión.
  • Frutas y vegetales: son altos en vitaminas, minerales y antioxidantes, y son necesarios para disminuir la inflamación de las células.
  • Alimentos fuente de Zinc: Semillas de girasol, semillas de calabaza y granos enteros como el arroz integral y la quinua.

 

También hay ciertos alimentos que es mejor evitar:

  • Gluten: muchas personas con hipotiroidismo son también sensibles al gluten o son celíacos. Además, es un nutriente que cuando no se digiere de forma correcta genera inflamación. Este se encuentra en el trigo, la avena, la cebada y el centeno.
  • Azúcar: muchas veces este ingrediente desordena más las hormonas, además, a las personas con hipotiroidismo se les dificulta perder peso, por lo que mantener niveles elevados de azúcar en la sangre solo lo hará más difícil.
  • Alimentos ultra procesados con grasas saturadas: estos generan muchísima inflamación lo cual puede afectar más la tiroides.

 

Suplementos naturales que se pueden tomar para mejorar el ambiente hormonal:

  • Ashwagandha: es una hierba adaptógena que ayuda a disminuir el cortisol (hormona del estrés) y ayuda a mantener en balance la tiroxina, T4 una de las principales hormonas que segrega la tiroides.
  • Selenio: la tiroides es el órgano con la mayor cantidad de selenio, este es necesario para su producción de hormonas, además ayuda a disminuir el daño a la glándula causada por la enfermedad de Hashimoto.
  • Aceite de pescado: por su alto contenido de Omega 3, DHA y EPA, estos ácidos grasos están asociados a reducir los síntomas del hipotiroidismo como ansiedad, depresión e inflamación.

 

Nota importante:

No te automediques ni autodiagnostiques. Siempre es importante seguir las indicaciones de un médico especialista y consultar con tu nutricionista qué suplementos son los que debes consumir y en qué cantidades.

Cuéntanos qué piensas (0)

Déjanos un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

2019 Vitamina M®.
Todos los derechos reservados.

Subir