,

El verdadero cuerpo de verano

El verdadero cuerpo de verano

Cada vez que llega el verano empiezo a enloquecer por todos los ejercicios que no hice en todo el año y pienso: ¿me quedará ese bikini que compré la temporada anterior? Felizmente, este 2019 mi mente se ha abierto un poco más y me ha permitido entender mejor lo que realmente es tener un “cuerpo de verano”.

Cuando era una niña, odiaba ir a la playa. Acompañaba a mi mamá por obligación: ella amaba broncearse en la arena y podía quedarse un día entero en esa posición. A mí me gustaba leer Harry Potter debajo de la sombrilla mientras otros niños corrían al mar para jugar con las olas.

Todo cambió cuando terminé el colegio e ir a la playa se transformó en dejar mi casa todo un fin de semana para divertirme con mis amigos, juerguear en el sur y vivir experiencias que seguramente no le contaré a mis hijos (o quizás sí). Ahora, si de tener un cuerpo de infarto se trata, admito que siempre me han mortificado esos rollitos ‘de más’ en el verano.

Ahora, si de tener un cuerpo de infarto se trata, admito que siempre me han mortificado esos rollitos ‘de más’ en el verano.

Felizmente, con el paso de los años he aprendido a aceptar mi cuerpo: mis estrías en las piernas, mis enormes costillas (perdón por no apreciarlas queridas costillas), y el hecho de que al ser revolcada por una ola no salgo del mar como Pamela Anderson.

Mis 27 años me han hecho comprender que el verano es más que tener el cuerpo de Sheyla Rojas para ir a la playa y más que tener una docena de bikinis valorizados en S/ 400. Y sí, puede ser muy fácil escribirlo en este artículo y no sentirlo, por eso aquí reflexiono sobre lo que realmente deberíamos tener en cuenta para tener un “cuerpo de verano”.

1. Primer paso: engríe a tu cuerpo

Con engreír a tu cuerpo, no me refiero a que te hagas un masaje en la playa (ojo, eso no estaría nada mal), sino a que apuestes por la comodidad al momento de vestir. Este es el mes en el que cientos de marcas nos recuerdan que debemos estar “regias” para entrar en sus bikinis, una postura que no comparto del todo.

Gracias al Espíritu Santo, hoy en día existen marcas que apuestan por diversas tallas -y modelos- para mujeres que quieren sentirse cómodas en la playa. Una de ellas es Sicurezza que, incluso, promociona sus bikinis de temporada con cuerpos reales (mujeres con kilos de más, celulitis y todo ese universo de características que nos acompañan a diario).

Cuerpo verano
Instagram: @sicurezzaofficial

2. Segundo paso: protege tu piel

Más importante que hacerte esa lipoescultura o comprar esas “mágicas pastillas” para bajar 10 kilos que tanto promocionan los influencers en Instagram, es tener a la mano todo lo indispensable para que no te dé una erisipela del infierno.

Así es: procura tener un buen bloqueador en tu bolso de playa, lentes con protección UV y un sombrero que te proteja del sol. Si buscas cuidar tu piel con más minuciosidad, estos consejos de nuestra redactora de belleza, Alana Avendaño, podrían servirte.

3. Tercer paso: aliméntate de forma saludable

El verano no debería ser sinónimo de malnutrición. Para disfrutar del verano sin irte a un extremo, te recomiendo leer este artículo de nuestra nutricionista, Sandra Cauvi, en donde explica algunos de los pasos más importantes para llevar una vida saludable.

Algo más: recuerda que en el verano es más fácil que los alimentos se descompongan bajo sol, por lo que debes tener más cuidado de lo que comes en la calle. No se trata de comer menos o no comer, sino de hacerlo de forma responsable.

4. Cuarto paso: diviértete a tu manera -y mucho-

Como dice Tito El Bambino: “sol, playa y en la arena vamo´ alla, que hace calor quítate el pantalón”. Si bien el verano puede ser sinónimo de andar con un bikini de lado a lado y bailar reggaetón en todas las discotecas del sur chico, la idea es disfrutarlo como te plazca.

Si tu plan perfecto es encerrarte en tu cuarto a leer un libro o simplemente quedarte en pijama todo el fin de semana, no estás obligada a hacer fila cuatro horas para entrar a la fiesta del momento.

No hay una forma perfecta para disfrutar del verano y tampoco un outfit que sí o sí debes utilizar: tú eliges cómo vivir esta temporada. Cada verano puede ser único si construyes tu propia historia.

2 Responses
  1. Excelente artículo! En verano también es súper importante hidratarse tomando mucha agua y usar cremas para la piel, luego de exponerse al sol! 😎

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *