Estás leyendo
El poder de las conexiones y por qué importan

El poder de las conexiones y por qué importan

Mariana Pareja

¿Sabías que crear conexiones y mantenerlas podría ayudarte a llevar a una vida más feliz y larga? Según uno de los estudios más largos sobre la felicidad realizado por Harvard.

Conectar no es algo natural para todo el mundo. Para los más extrovertidos puede ser una actividad que disfrutan. Sin embargo, para los más introvertidos, puede ser una carga o algo muy difícil de ejecutar.

Personalmente, hacer el famoso networking no era algo que yo disfrutara, por dos razones: vergüenza y nervios.

Me daba vergüenza hablar con personas desconocidas, o con pocos amigos en común. No sabía de qué hablar, me daba miedo que me pregunten sobre algún tema desconocido para mí y me quedara en blanco. No me sentía lo suficientemente interesante para contar mi experiencia o hacer preguntas, y me daba pánico el “¿y tú quién eres?”, pregunta en muchos casos inevitable en ese tipo de conversaciones, especialmente con personas mayores y con más experiencia.

Entendiendo el networking

Durante mi carrera aprendí a la fuerza a vencer esos miedos, por cumplir con mis jefes y con mis objetivos. Tuve que ir rompiendo el hielo e iniciando conversaciones con personas desconocidas para entender de algún tema o para pedirles algún favor. Fue ahí cuando empecé, luego de varios tropiezos y varios “¿y tú quién eres?” a armar mi pitch, a saber cómo venderme y a entender el poder de las conexiones, que en sencillo es el poder de ser empático y comunicar.

Los beneficios del networking y la importancia del pitch personal.

Les quiero contar varios de los beneficios que el networking ha traído para mí:

1. Creérmela. Tener más seguridad de mí misma y saber qué traigo a la mesa.

2. Mantenerme informada en general sobre nuevas oportunidades, negocios, economía, política… Por eso me gusta y recomiendo tener conexiones con personas de diferentes industrias y nacionalidades.

3. La posibilidad de dar saltos en mi carrera, cambiar de empresas, postular y entrar al MBA y finalmente cambiar de industria. Para todos esos casos tuve que hablar con muchísima gente, que ahora considero parte de mi red.

4. Encontrar el antídoto de los nervios, la preparación.

Lo interesante sobre la habilidad de conectar, es que si la practicas constantemente, mejoras con el tiempo. Gracias a mi práctica deliberada, no solo he logrado interactuar mejor, sino que a la vez mis ganas de aprender han crecido exponencialmente. Conocer las experiencias de otras personas y poder navegar mejor en el mundo a través de las conexiones me ha permitido crecer, ser más curiosa. Hoy soy mucho más abierta a las opiniones y perspectivas del resto, sé escuchar mejor, el feedback ahora es mi aliado y disfruto de una buena discusión.

¿Cómo aplicar mis habilidades para hacer networking?

Quiero compartir algunos consejos para hacer de esta experiencia una más rica y emocionante, especialmente para aquellas personas que les cuesta romper esa barrera, como a mí.

1. Se interesante y muéstrate interesada/o. Para este punto la clave es la preparación. Investiga sobre las personas con las que quieres conectar, pregunta sobre ellas, entérate qué les gusta y les apasiona, encuentra los puntos en común entre tú y ellos. De esta manera podrás ser más empática/o y crearás una conexión genuina y auténtica. Prepararte también implica pensar las preguntas que harás. Al hacer preguntas muestras interés y ganas de escuchar, además motivas a la otra persona a contar su historia.

2. Ofrece tu servicio. Parte importante de conectar es escuchar, entender las necesidades de la otra persona o las preocupaciones y proponer maneras de trabajar en conjunto o ayudarlas. Siempre hay algo que puedes aportar y sentirte bien haciéndolo. Por ejemplo información, insights, contactos.

3. Follow up. No dejes que la conexión se pierda. Crea un sistema que te funcione para mantener un track de tus conexiones. Tan simple como crear una lista de personas y establecer la frecuencia de interacción.

4. Mira el networking como una oportunidad de aprendizaje. Enfócate en lo positivo, en lo que ganas, en lo que puedes aplicar en tu emprendimiento o trabajo.

Beneficios del networking.

El objetivo de interactuar con otra persona es co-elevarse[1], significa potenciar tu perfil y tus habilidades gracias a la otra persona y viceversa. Muchas veces damos y esperamos algo a cambio. De eso no se trata. Se trata de dar, ayudar y aprender en el proceso. Si te devuelven el favor, ¡excelente! Si no te lo devuelven, igual ya ganaste experiencia y confianza en ti misma/o.

Todavía no estoy segura si lo que me dan estas conexiones es “felicidad” (dejando de lado a mis conexiones fuertes, mi familia y amigos cercanos). De lo que sí estoy segura, es que me dan adrenalina, potencian mis ganas de saber más y me dan energía. Cuando conecto me siento útil y sí, realizada.


[1] Término creado por Keith Ferrazzi. https://www.keithferrazzi.com/.

Cuéntanos qué piensas (0)

Déjanos un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

2019 Vitamina M®.
Todos los derechos reservados.

Subir