,

El poder de conocerte a ti misma

El poder de conocerte a ti misma

Estamos en la búsqueda constante de conocimiento. Queremos conocer perfectamente nuestra profesión para ser las mejores, el know how de nuestro negocio para hacerlo crecer, a más personas para ampliar nuestro círculo de amigos y, probablemente, también queremos conocer el mundo entero si nos alcanza el tiempo. Y sí, esas ganas de comernos el mundo están buenas pero, ¿alguna vez te has detenido a pensar lo importante que es conocerte a ti misma?

Hoy más que nunca tenemos el chip de que el conocimiento es poder, pero me da la sensación de que lo hemos canalizado al mundo externo y nos hemos olvidado de mirar adentro. Queremos conocer, conocer y conocer todo allá afuera, pero nos hemos olvidado de la valiosa información que habita en nuestro interior.

De hecho, esa una de las razones por las que me gusta escribir sobre introspección y tipos de personalidad: si bien solo abarcan una pequeña porción del camino del autoconocimiento, son buenos puntos de partida para empezar. Cuando quitas el piloto automático y te sumerges en ti, créeme que puedes descubrir cosas realmente valiosas. Por ejemplo:

Tus fortalezas

Conseguiremos mucho más enfocándonos en lo que somos buenas que gastando energía en lo que no sabemos hacer bien. No es que debamos dejar nuestras debilidades de lado, pero si identificamos en lo que realmente somos buenas -y nos enfocamos en pulirlo y perfeccionarlo-, llegaremos más lejos.

Por ejemplo, yo soy malísima con los números (los odio desde que tengo uso de razón), pero con las letras y la creatividad me va bastante bien; y, siendo consciente de eso, trabajo todos los días para mejorar mi “potencial”.

Tus debilidades

Tener claras nuestras debilidades es importante para mejorarlas, pero algo aún más valioso es que, detectándolas, podremos entender mejor nuestros límites. Así podremos rechazar trabajos que no no nos gustan o no sabemos hacer, y dejaremos de exponernos a situaciones que no nos hacen sentir cómodas ni felices.

“Algo aún más valioso es que, detectando nuestras debilidades, podremos entender mejor nuestros límites”.

Además, con el reconocimiento de nuestras debilidades viene la magia de delegar: algo que en términos laborales es sumamente importante. Necesitamos entender que no somos buenas en todo, que no podemos tener el control de todo siempre, y que podemos confiar en otras personas para complementar sus talentos con los nuestros.

Un trabajo que te apasione y te haga feliz

Vivo convencida de que no hay vida y tiempo más perdido que trabajar en algo que no te apasiona. Para esa búsqueda, conocernos es una herramienta alucinante.

Analizar y ser conscientes de qué disfrutamos hacer, en qué ambientes nos desarrollamos mejor, cuál es nuestra filosofía de vida y qué cambio queremos ver en el mundo, puede ayudarnos a elegir trabajos que disfrutemos, de verdad nos llenen el alma y tengan un significado valioso para nosotras.

Una persona que esté a la altura de tus ideales

Cuando conoces las cosas que valoras en otra persona, las virtudes que despiertan tu admiración, la filosofía de vida compartes, el tipo de personalidad que te complementa, los defectos o formas de pensar con los que no podrías lidiar, y tienes tus limites bien trazados, es mucho más probable que encuentres alguien que realmente te haga feliz y con quien puedas construir una relación saludable y duradera.

Si estás en una relación, trabaja todos los días por conocerte a ti misma y cómo te desenvuelves en la relación. Esa introspección puede ser muy enriquecedora para tu vida en pareja. Si no estás con alguien, diviértete con los equivocados, pero conócete tan bien que puedas tener muy claro qué persona está a la altura de tus ideales cuando quieras dar un paso delante.

“El autoconocimiento es la herramienta más poderosa que necesitas para tener una vida feliz, saludable y encaminada hacia lo que quieres”.

Conocerse también es una herramienta útil para acercar o alejar gente de nuestra vida, para encontrar un trabajo que nos apasione, para pulir nuestras habilidades y talentos, y para trabajar en lo que todavía no somos tan buenas.

En pocas palabras, el autoconocimiento es la herramienta más poderosa que necesitas para tener una vida feliz, saludable y encaminada hacia lo que quieres conseguir. Porque de nada sirve salir a buscar allá afuera sino no nos hemos mirado adentro para trazarnos un camino, saber lo que buscamos y lo que tenemos para ofrecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *