,

El fin de la tortura de las pastillas anticonceptivas

El fin de la tortura de las pastillas anticonceptivas

 

Quienes hemos usado pastillas anticonceptivas alguna vez sabemos que pueden ser una verdadera tortura. Por suerte, una noticia que viene circulando hace algunos meses indicaría que las mujeres podríamos dejarlas pronto, ya que su nueva versión masculina está en camino.

 

¿Por qué una tortura?

Para quienes nunca las han tomado o han tenido la suerte de que les vaya bien con ellas, les cuento algunos de los efectos secundarios de las pastillas anticonceptivas: nauseas, acné, irritabilidad, dolor de cabeza, cambios de humor, disminución del deseo sexual, alteración de la visión y muchos, muchos más. De hecho, las cajas de pastillas vienen con las contraindicaciones escritas en una hoja tan grande que al desdoblarla parece una sábana. Incluso, aunque no hay estudios concluyentes que relacionen la toma de anticonceptivos orales con el cáncer, tampoco hay ninguno que lo descarte definitivamente (y sí varios que sugieren que existe una relación). A todo esto, se suma que una debe tomarlas cada día y a la misma hora religiosamente, lo cual, para las despistadas como yo, es todo un desafío. Con todo ello no quiero desmerecer el importante aporte que este invento significó para la planificación familiar y para poner en manos de la mujer la decisión de cuándo ser madre. Sin embargo, siendo la mujer fértil solo unos días al mes y el hombre el mes completo, la lógica nos dice que son ellos quienes deben cuidarse.

La versión masculina

Si bien los anticonceptivos orales femeninos se introdujeron al mercado en 1956, y 10 años después ya los consumían 10 millones de mujeres, han tenido que pasar 63 años para que los hombres tengan su versión (aunque no precisamente son pastillas). Lo más gracioso de esta historia es que hace unos años se interrumpieron los ensayos de esta pastilla anticonceptiva por tener algunos de los efectos secundarios que ya tiene la que nosotras llevamos tomando más de medio siglo. A los investigadores les preocupó, particularmente, el efecto sobre los cambios de humor… Otro problema de ese primer prototipo es que la toma era de dos veces al día, aumentando así la probabilidad de olvido del consumidor.

Hoy, 2 años después, una nueva prueba de las pastillas anticonceptivas masculinas tuvo éxito en la reducción de testosterona y hormonas para generar espermatozoides. Este estudio, que se llevó a cabo en el Centro Médico de la Universidad de Washington, se realizó con hombres entre los 18 y 50 años, quienes tomaron 3 dosis diferentes de una sustancia llamada Dimendrolona Undecanoato (100, 200 y 400 miligramos). Incluso, el resultado presentado por la Sociedad Endocrina de Estados Unidos afirma que este método tendría una eficacia mayor que la de los preservativos y que la misma píldora en su versión femenina. Aun así, continúa la discusión sobre algunos efectos secundarios (sí, también son efectos de la pastilla que tomamos). Los investigadores están preocupados porque el anticonceptivo causa irritabilidad, cambios de estado de ánimo y acné (¿les suena?).

¿Qué sigue?

Se requieren más estudios que evidencien que la cantidad de esperma disminuye lo suficiente para considerarse una forma efectiva para evitar la concepción. Lamentablemente, no se espera que esta pastilla esté pronto en nuestras farmacias, pero después de tantos años el avance de la ciencia nos da una gran esperanza y nos promete que el control de la fertilidad podría no estar solo en nuestras manos. Sea como sea, el mundo puede beneficiarse enormemente de nuevos métodos anticonceptivos, considerando las altas tasas de embarazos no deseados.

 

Por supuesto, hay otras discusiones que saltan ante esta posibilidad. ¿Confiarías a tu pareja la responsabilidad de tomar la pastilla diariamente a la misma hora? ¿Estarían los hombres dispuestos a tomar píldoras con los efectos secundarios que hemos soportado las mujeres tantos años? ¿Ustedes qué opinan?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *