Estás leyendo
Double cleansing: ¿qué es y cómo hacerlo correctamente?

Double cleansing: ¿qué es y cómo hacerlo correctamente?

Alana Avendaño
double cleansing

Hace ya algunos años vengo escuchando que el double cleansing es una de las nuevas tendencias en el mundo del skin care. Pero siempre tuve dudas de incorporarlo a mi rutina de cuidado de la piel.

Entiendo que quieras pensar que con un pañito desmaquillante es suficiente para limpiarte el rostro. Por favor, te imploro que cambies esta práctica e incorpores mejores hábitos. Tu piel, en unos años, te lo agradecerá.

Por mi parte, recientemente he notado una mayor cantidad de espinillas en mi piel. Muy aparte de la comida no tan sana que durante la cuarentena empecé a ingerir, comencé a pensar que, quizás, no estaba retirando todo mi maquillaje como debería. Por eso, decidí darle una oportunidad al famoso double cleansing. 

¿Qué es el double cleansing?

El double cleansing es una técnica que utilizan las mujeres japonesas y coreanas para retirarse el maquillaje, suciedad y polución de la piel. Este método de limpieza ayuda a retirar células muertas y sebo que se acumulan durante el día para poder regenerar el rostro por la noche.

¿En qué consiste es el double cleansing?

Consiste en lavarse el rostro, literalmente dos veces: primero con una base oleosa y luego con una base acuosa.

Primero derretimos el maquillaje, suciedad y SPF con un poco de limpiador en aceite o bálsamo. Luego lo masajeamos por todo el rostro por un par de minutos, emulsionamos el aceite con un poco de agua, lo retiramos con alguna toallita limpia de algodón con agua y terminamos la limpieza con el limpiador regular de rostro de base acuosa de tu preferencia (este producto terminará de retirar las impurezas, sudor y suciedad).

¡Atrévete a probar el double cleansing!

No importa si tu piel es oleosa, seca o mixta, o si te maquillas o no, todas generamos sebo y la regla dice que “solo el aceite diluye el aceite”. Con el double cleansing, tu piel quedará completamente limpia y libre de la grasa, y retirarás todo el maquillaje que pueda tener una base oleosa. Además, los aceites retiran por completo los bloqueadores, que a veces pueden ser un poco densos.

No tengas miedo de “sobre limpiar” tu piel con esta técnica, ya que solo es recomendada para la noche y tanto el limpiador de base oleosa como el limpiador regular tienden a ser bastante suaves y amigables con nuestra piel.

Obviamente, si padeces de alguna condición adicional -como una piel muy reactiva o con rosácea-, definitivamente deberías consultar con el especialista antes de incorporar alguna nueva práctica en tu piel.

Los tres productos que recomiendo son:

Cuéntanos qué piensas (0)

Déjanos un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

2019 Vitamina M®.
Todos los derechos reservados.

Subir