Estás leyendo
Cúbrete, por favor

Cúbrete, por favor

Fiona Ruiz-Morgan

 

Desde hace un par de semanas es legal amamantar públicamente en los 50 estados en Estados Unidos. Antes de esto las madres podían ser multadas por “indecencia pública” y era común que una mujer tenga que salir de restaurantes o tiendas para poder dar de comer a su bebé. La controversia que causó esta noticia demuestra que, aún viviendo en el año 2018, sigue siendo escandaloso para muchas personas que una mujer saque su pecho en la calle para dar de lactar a su hijo ¿Cómo algo tan natural, que muchos hemos vivido, aunque no nos acordemos, puede perturbar tanto a algunas personas?

No soy madre, así que no sé cómo es estar caminando por la calle, que mi bebé empiece a llorar porque necesita comer, y que uno de mis primeros pensamientos sea: “¿a dónde puedo ir para poder amamantar tranquilamente a mi hijo?”. Me imagino que a ni una de las mujeres que ha pasado por esta situación le agrada hacerlo en público; con la mirada de gente juzgando y la posibilidad de que algún serenazgo o transeúnte se acerque a comentar su desapruebo. Estoy segura de que esas madres preferirían hacerlo desde la comodidad de su casa, en la cama o el sofá, sin necesidad de taparse, y por ello tapándole la cara a su hijo, para no “ofender” a nadie.

Evidentemente cada cultura aborda el tema de formas distintas, y en ciertos países existen leyes que protegen a las madres. En Australia, el Sex Discriminating Act de 1984[1] declara que dar de lactar es un derecho y no un privilegio. Los bebés pueden ser alimentados en cualquier lugar y en cualquier momento. En el Reino Unido, el Equality Act del 2010[2] también protege a las madres y a sus acompañantes, sin importar la edad del bebé. En Perú, la lactancia se aborda desde una perspectiva laboral[3]; la madre tiene derecho a 1 hora diaria para dar de lactar hasta que se cumpla el año, y la cantidad aumenta en 1 hora si el parto fue múltiple.

 

“¿en qué medida dar de lactar puede ser más ofensivo que mostrar un escote? Porque claramente uno está bastante más aceptado que el otro…”

 

Este tema parece ser un tabú en una sociedad que se pinta “púdica”, pero que a donde miremos encontramos publicidades, canciones y videos que cosifican a la mujer. Ante esta doble moral, muchas madres se han pronunciado al respecto… Hace unos años atrás en Colombia, se organizó un “tetatón” durante la semana de la lactancia. Este evento juntó a hombres y mujeres que apoyan la lactancia y el derecho de amamantar en público. En el 2016, la fotógrafa Romina Llomovatte Miranda presentó en Lima la exposición “Amamantar”, conformada por fotografías tomadas en distintas regiones del Perú[4]. Las famosas tampoco se han quedado atrás, modelos como Gisele Bündchen o Chrissy Teigen postearon fotos en Instagram donde dan de lactar a sus hijos, sin embargo, fueron criticadas por esta acción.

La mayoría de veces los argumentos en contra de la lactancia en público están ligados a la “indecencia” de este acto. Existen mujeres que prefieren no dar de lactar en público, o en el caso de hacerlo, taparse con algo. Ya sea para evitar ser juzgada, por comodidad, o porque simplemente le da la gana…, esas madres tienen el derecho de decidir dónde y cómo hacerlo.

Nosotras sabemos a qué punto nuestros cuerpos parecen ser de todos, menos nuestros…, todos tienen una opinión, ya sea sobre nuestra vestimenta, nuestra sexualidad, nuestros embarazos -deseados o no- y también…, sobre la lactancia.

Yo me pregunto, ¿en qué medida dar de lactar puede ser más ofensivo que mostrar un escote? Porque claramente uno está bastante más aceptado que el otro… Y por si aún no lo ves, el que acepta la sociedad no es aquel que tiene como objetivo cumplir con una necesidad vital.


[1] https://www.humanrights.gov.au/our-work/sex-discrimination/publications/getting-know-sex-discrimination-act-guide-young-women-2002

[2] https://assets.publishing.service.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_data/file/85008/business-quickstart.pdf

[3] https://www.minsa.gob.pe/portada/Especiales/2017/lactancia/index.asp?op=5

[4] https://redaccion.lamula.pe/2016/08/15/la-lactancia-materna-en-el-peru-expuesta-en-hermosas-fotografias/redaccionmulera/

Cuéntanos qué piensas (1)
  • Particularmente no tengo nada en contra de que las madres eligan libremente como o dónde alimentar a sus bebes.
    Para mi, la lactancia, ha sido maravillosa pero siempre lo he hecho en privado porque yo si lo consideraba algo íntimo con mi bebé, ese momento era único, no solo era alimentarlo.

Déjanos un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

2019 Vitamina M®.
Todos los derechos reservados.

Subir